¿Qué es un reloj y para qué sirve?

historia del reloj

El reloj es un dispositivo que nos permite medir, mantener e indicar el tiempo en unidades convencionales, es decir, horas, minutos y segundos.

Principalmente nos permite determinar la hora actual. También tiene otras funciones como medir la duración de un suceso o programar alarmas a cierta hora específica.

Los relojes se vienen utilizando desde tiempos muy antiguos y como han ido evolucionando con el pasar del tiempo, gracias a la evolución de la tecnología, podemos disfrutar de modelos actualizados más precisos, con mejores beneficios, más elegantes y con bajos costos de fabricación, que los han hecho más accesibles al público en general.

El reloj, en la actualidad goza de mucha popularidad, debido a que muchas personas tienen uno varios relojes en su poder, principalmente de pulsera.

Es muy común ver hasta tres o más relojes en una familia y debido a la gran comercialización, los electrodomésticos incorporan un reloj digital entre sus funciones.

Aunque el reloj cumple estrictamente con una función muy sencilla como dar la hora, a día de hoy es un artículo de joyería que goza de gran prestigio y es considerado como símbolo de distinción y poder.

Actualmente el reloj más preciso del mundo es el reloj atómico, desarrollado por la Oficina Nacional de Normalización (NIST) de los Estado Unidos, el NIST-F1, y fue puesto en marcha en 1999.

Es tan preciso que solo tiene un margen de error de un segundo cada 30 millones de años.

Historia del reloj

En la antigüedad se conocieron varios tipos de relojes. Vitruvio habla del reloj de agua o clepsidra, el de sol y de otros tipos que a día de hoy son desconocidos.

Los egipcios medían con el gnomon los movimientos del Sol. De igual medio se valía el ilustre astrónomo para sus observaciones.

Las clepsidras y los relojes de sol fueron inventados en Egipto en tiempos de los Ptolomeos. las clepsidras fueron después perfeccionadas por Escipion Nasica o según otros por Ctesibio

La clepsidra era utilizada por los discípulos de los oradores romanos para medir la duración de los discursos de sus maestros.

Existen gran cantidad de relojes mecánicos para uso personal (de pulsera o de bolsillo) o general (relojes de pared y antesala).

Los relojes mecánicos se estiman y valoran más que los electrónicos a pesar de su menor exactitud y mayor precio. Debido a que son considerados por los expertos como obras de arte mecánicas.

Hoy en día existen una gran cantidad de compañías relojeras, fabricantes de relojes mecánicos, tanto personales como fijos, países como Alemania, Suiza, Japón, China, Reino Unido, Estados Unidos y Rusia, albergan importantes compañías del sector.

En el formato analógico existe una escala fija y dos agujas que giran a velocidad constante; la aguja más corta y ancha indica las horas, y tarda doce horas en completar una vuelta completa, la aguja más delgada y larga, el minutero, indica los minutos y tarda una hora en completar una vuelta completa a la esfera del reloj.

Puede existir una tercera aguja en el mismo eje o con un eje distinto que señala los segundos y tarda un minuto en dar una vuelta completa.

Reloj de pulsera

En un principio, solo las mujeres los usaban porque los hombres lo consideraban como un articulo de joyería solo para mujer; hasta la primera guerra mundial, que se hicieron famosos con los soldados de las trincheras por las facilidades que representaba.

Cada reloj trae dos correas -en silicona, cuero o acero inoxidable- ajustables o a la medida. El reloj se usa en cualquiera de nuestras muñecas para facilitar la lectura de la hora.

Hay de tipo analógico, digital y binario en lo que se refiere a visualización y de orden mecánico, automático y electrónico en lo que se refiere a mecanismo de movimiento.

Generalmente la forma de la caja es redonda, aunque también podemos encontrar relojes cuadrados, ovalados,hexagonales y pentagonales.

Los relojes analógicos (de variable continua) indican la hora en el dial, mediante dos o tres manecillas: una corta para la hora, una un poco más larga para los minutos y opcionalmente una tercera, que es la más larga y delgada de todas para indicar los segundos.

Por otro lado, están los relojes digitales (de variable discreta) que muestran la hora en números directamente.

Hay relojes mixtos que muestran la hora de manera analógica y digital. También están los relojes calendario que marcan el año, el mes, el día de la semana, la hora, los minutos y los segundos.

Cronógrafo

Los cronógrafos son relojes muy precisos, que se utilizan para medir intervalos de tiempo. Se usan principalmente en eventos deportivos o experimentos científicos

Cronómetro

En la alta relojería, es un instrumento de precisión certificado por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronometría).

Relojes de torres y campanarios

Antes de que surgieran los relojes de pulsera y de bolsillo, se inventaron relojes enormes con mecanismos complejos y pesados que se colocaban la parte más alta de las torres y campanarios de los pueblos y  ciudades para que toda la población supera la hora del día.

Cada reloj estaba conectado a una gran campana que iban indicando los horas y los cuartos de hora cada que se iban cumpliendo.

Actualmente hay relojes de este tipo que se conservan y son muy famosos. Por ejemplo, el gran reloj de westminster situado en la torre de isabel del palacio del parlamento británico o el situado en la puerta del sol de madrid.

Reloj de salón

Los relojes de salón han sido piezas muy importantes durante siglos en el amueblamiento de salones, cuya función principal era adorar el lugar. Se construían con diversas formas decorativas para hacer más ameno el salón.

Actualmente se conservan algunos ejemplares de esa época muy curiosos en los museos de Louvre, Berlín y Viena, que tienen la de un edificio, coronado con una pequeña cúpula donde se encuentra el timbre o campana de las horas.

Reloj de bolsillo

Los relojes de bolsillo se inventaron en Francia a mediados de siglo XV, poco después de que se aplicara el muelle espiral a la relojería. En un principio se fabricaban con forma cilíndrica.

A principios del siglo XVI comenzaron a fabricarse en núremberg con forma ovoidea, de ahí que se les conozca como huevos de núremberg, ya que se cree que fueron inventados en esta ciudad alemana e italiana

Reloj Nuclear

El reloj nuclear es útil para algunas comunicaciones confidenciales y para el estudio de teorías fundamentales de la física. Asimismo podría añadir precisión al sistema de posicionamiento global (GPS por su sigla en inglés), que se sustenta ahora en relojes atómicos.

La precisión extrema de este reloj, cien veces superior a la de los actuales relojes atómicos, proviene del núcleo de un solo ion de torio.

Otros tipos de reloj

Hay una gran variedad de tipos diferentes de relojes. Actualmente los relojes personales son en su mayoría mecánicos y electrónicos. Ya sean analógicos o digitales, funcionan con una pequeña pila eléctrica que mediante impulsos hace girar las agujas (relojes analógicos) o marca los números (relojes digitales).

Estos que siguen a continuación son otros relojes según su forma o empleo:

  • Reloj Atmos
  • Reloj atómico
  • Reloj binario
  • Reloj de agua o clepsidra
  • Reloj de ajedrez
  • Reloj de arena
  • Reloj de bolsillo
  • Reloj de cuarzo
  • Reloj de cucú o de cuco
  • Reloj de diapasón
  • Reloj de fuego
  • Reloj de misa
  • Reloj de péndulo
  • Reloj de sol
  • Reloj de vapor
  • Reloj de vela
  • Reloj despertador
  • Reloj digital
  • Reloj electrónico
  • Reloj inteligente
  • Reloj Foliot
  • Reloj japonés
  • Metrónomo
  • Taxímetro

Fuentes
Wikipedia.com
Ecured.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *